Comparte

Intercambio de opiniones con Tom Vilsack, Secretario de Agricultura de Estados Unidos

Los miembros del Comité dieron la bienvenida al Secretario de Agricultura de Estados Unidos, Tom Vilsack, e intercambiaron puntos de vista sobre las relaciones transatlánticas en materia de alimentación y agricultura, en particular sobre el comercio, los objetivos de sostenibilidad y la PAC.

Vilsack comenzó su discurso de apertura recordando la importancia de la relación comercial con la UE tanto para EE.UU. como para el mundo entero, teniendo en cuenta la cantidad de alimentos que se intercambian y el papel que tienen en la alimentación de los consumidores nacionales y extranjeros. También afirmó que EE.UU. está comprometido con una forma de producción más sostenible y resistente, señalando que EE.UU. y la UE tienen el mismo objetivo, pero pueden tener diferentes formas de alcanzarlo.

Vilsack explicó cómo la agricultura estadounidense alcanzará los objetivos de sostenibilidad bajo su mandato: después de décadas en las que las administraciones estadounidenses se centraron en la productividad y el aumento de los rendimientos, los datos muestran que este método no es sostenible económicamente para los agricultores, dado que el 90% de las explotaciones no generan suficientes ingresos para mantener a sus familias, y que casi el 50% de las explotaciones no generan ningún beneficio en Estados Unidos, ha llegado el momento de un nuevo método de sistema agrícola. Un sistema que tenga en cuenta los tres aspectos de la sostenibilidad, es decir, el económico, el social y el medioambiental.

La atención se centrará en nuevos y mejores mercados y segmentos: más apoyo a los marcadores locales y regionales (para reducir los costes de desplazamiento y las emisiones relacionadas), a los pequeños agricultores y mejorar la cooperación. Se vinculará a los consumidores individuales y a la compra institucional (los programas escolares comprarán alimentos a nivel local); se prestará mayor atención a la capacidad de procesamiento para tener más transparencia y apoyar las capacidades de procesamiento de tamaño pequeño y mediano en las zonas locales. Apoyo financiero a los programas de conservación; esfuerzos dirigidos a preservar el 30% de la tierra colaborando con los agricultores y ganaderos. Subrayó que están buscando formas creativas de compensar a los agricultores por sus esfuerzos de capacidad de secuestro; establecer mercados de carbono para la agricultura; proporcionar incentivos reales para un mercado que les beneficie; aumentar la financiación en I+D con este fin (secuestro, resiliencia, salud del suelo y calidad del agua, etc.). Mencionó las oportunidades relacionadas con los residuos alimentarios y su potencial para ser convertidos en algo más valioso, como energía, material o productos químicos, de modo que se produzcan otros ingresos para los agricultores.

En todo momento se debe mantener la participación de EE.UU. en el comercio internacional, señalando que la relación con la UE es fructífera, pero conlleva aspectos difíciles que hay que resolver. Será importante afrontar estas dificultades y mantener el diálogo abierto.

Subrayó el importante papel de la silvicultura (reto de los incendios forestales), la reforestación, la protección de las zonas verdes, la ampliación de las oportunidades de mercado hacia nuevos intercambios comerciales, las formas de reducir la huella de carbono de los biocombustibles, así como la financiación de la I+D+i que debe aumentarse para encontrar métodos y prácticas más sostenibles. El gobierno estadounidense favorecerá la investigación pública, ya que es más fácil para los agricultores acceder a ella. El secretario estadounidense se mostró abierto a aumentar la cooperación en este campo, mencionando las importantes oportunidades que ofrece la edición de genes para los objetivos de sostenibilidad.

Los diputados tomaron la palabra:

Dorfmann (EPP) dijo que muchos de los temas de la agenda del Secretario de Estados Unidos son compartidos por la UE, especialmente en lo que respecta a los objetivos de reducción de las emisiones en la agricultura. Sobre este tema, el eurodiputado mencionó la estrategia “de la granja al tenedor – F2F” y pidió la perspectiva del Secretario sobre esta iniciativa europea, y cómo, si se aplica, se verán afectadas las relaciones comerciales.

DeCastro (S&D) comenzó su intervención agradeciendo al secretario estadounidense y a sus colegas la moratoria arancelaria acordada; según De Castro, la administración Biden abre una nueva era de cooperación. Señaló que muchas de las cosas que mencionó el funcionario estadounidense forman parte de la reforma de la PAC, especialmente la sostenibilidad medioambiental, social y económica. El eurodiputado recordó las amenazas que supone China, y subrayó que la innovación es la vía, sobre todo gracias a las NGT, si queremos alcanzar los objetivos fijados en el Green Deal.

Müller (Renew) dijo que el F2F tendrá consecuencias en las relaciones comerciales, en las balanzas de importación y exportación, y se preguntó qué problemas acarrearía la aplicación de esta estrategia.

Häusling (Verdes) repitió que las tensiones que la relación entre la UE y EE.UU. ha tenido en los últimos años han terminado y que ésta es una muy buena noticia. La estrategia del F2F es muy ambiciosa, y se preguntó si Estados Unidos tiene el mismo nivel de compromiso. Dijo que su grupo tiene diferentes puntos de vista sobre la agricultura ecológica, y lamentó que esta forma de agricultura no fuera mencionada por el Secretario, teniendo en cuenta el importante apoyo de la UE a este sector. También mencionó que hay opiniones diferentes sobre las hormonas en la carne de vacuno, los OMG, la clonación, etc.

Kuzmiuk (ECR) hizo un llamamiento para que la tregua en materia comercial sea permanente, y dijo que todos los países de la UE deben recibir el mismo trato y tener el mismo acceso al mercado estadounidense.

Zoido-Álvarez (EPP) and Aguilera (S&D) mencionaron que, a pesar de la moratoria arancelaria, la anchoa negra española seguía afectada por las medidas de protección y pidieron que se eliminara.

Sander (EPP) subrayó que, aunque los combates que los responsables decidieron escoger en materia de agricultura son los mismos a ambos lados del Atlántico, los caminos para llegar a ellos son diferentes. Señaló que la UE ha adoptado un enfoque ambicioso pero echa de menos el pragmatismo y tiene que remitirse a los estudios realizados por los servicios estadounidenses. Preguntó, por tanto, cuál es la opinión de EEUU sobre el enfoque que la UE está adoptando en su agricultura.

VILSACK respondió a algunos de los puntos planteados por los eurodiputados: sobre cuestiones comerciales, sanitarias y fitosanitarias también que afectan al comercio. Destacó que apuesta por una agricultura más productiva, rentable y sostenible, y la edición genética es una vía posible. Señaló que es difícil acceder al mercado de la UE, pero mirando desde el punto de vista de los Estados Unidos, registraron un déficit significativo en la balanza comercial en el sector de la agricultura con la UE: si el Congreso de los Estados Unidos tiene que votar a favor de un acuerdo comercial, hay que asegurar el acceso al mercado de la UE plenamente. Las discusiones deben continuar.

El F2F ha sido evaluado desde su perspectiva y admitió que podría haber algunos problemas, sobre todo en el aspecto económico de la agricultura (menores ingresos, productividad y exportaciones). Compartió su preocupación sobre el hecho de si los agricultores realmente adoptan esta estrategia. En cualquier caso, hay que centrarse en el mercado, la ciencia y el sistema de incentivos.

Es partidario de la diversidad en los métodos de producción agrícola (orgánica, tradicional, agroforestal, etc, …) pero no se trata de elegir un método sobre otro, sino de herramientas que se darán a los agricultores para que hagan la transición si lo desean.