Sobre la AREV

La Asamblea de las Regiones Europeas Vitícolas (AREV), es una estructura asociativa que defiende y promueve los intereses de las regiones vitivinícolas europeas, cuya originalidad se basa en una doble legitimidad única, compuesta por representantes electos de las regiones, elegidos por el pueblo, y por representantes de las organizaciones profesionales del sector vitivinícola.

La Conferencia de Regiones Vitivinícolas Europeas (CERV), nacida en 1988 en Bourg-sur-Gironde, en Aquitania, por iniciativa de Gironde, se convirtió oficialmente en la Asamblea de Regiones Europeas Vitícolas (AREV) en 1994, en Marsala (Sicilia), al aprobarse unos nuevos estatutos que reforzaron la eficacia de la institución.

En la aplicación de los grandes principios de participación y subsidiariedad a nivel europeo, las Regiones desempeñan un papel crucial en la medida en que representan a los ciudadanos europeos, no como individuos, en el marco del Parlamento Europeo, sino como comunidades.

La política sectorial que la Comisión ha venido aplicando durante decenios está cada vez menos alineada con las expectativas territoriales de las autoridades locales, regionales y de la sociedad civil. En este sentido, la participación de los políticos regionales en este debate es esencial, ya que no sólo se trata del tejido socioeconómico de la región y sus numerosas explotaciones familiares, sino también del desarrollo de nuestros territorios, nuestros paisajes, nuestro medio ambiente y la diversidad y calidad de nuestras producciones de vino. Todo lo que se decide en Bruselas afecta directamente a las regiones y a los ciudadanos, cuyos representantes políticos regionales tienen la responsabilidad moral de hacer oír su voz en todos los capítulos.


ORGANIZACIÓN

El presidente de la AREV, elegido por dos años, es necesariamente el presidente electo de una Región Europea miembro.

Los representantes profesionales, que abarcan a todos los actores del sector vitivinícola a nivel regional, están agrupados en el Consejo Europeo Profesional del Vino (CEPV), que se encarga de elaborar los textos que se someterán a la aprobación de la Asamblea Plenaria. El presidente del CEPV es, por derecho, el Vicepresidente primero de la AREV.

Las regiones europeas productoras de vino (tanto de la Unión Europea como de los países de Europa Central y Oriental, admitidas desde su creación en 1988) tienen cada una representación política e interprofesional dentro de la AREV.

SINERGIA POLÍTICA Y PROFESIONAL

Por primera vez en las organizaciones interregionales europeas, los representantes del mundo profesional regional están sentados, como un consejo económico y social, junto con los representantes políticos de las instituciones regionales.

Esta dualidad tiene la gran ventaja de permitir que el mundo profesional sea escuchado con toda la precisión y tecnicismo de su experiencia, al tiempo que se beneficia del apoyo de las instituciones políticas regionales y de la fuerza que emana de su legitimidad democrática. El presidente de AREV, elegido por dos años, es necesariamente presidente electo de una región europea.

Los representantes profesionales, que cubren a todos los actores del sector vitivinícola a nivel regional, se agrupan en el Consejo Profesional Europeo del Vino (CEPV), responsables de redactar los textos que se someterán a la aprobación de la asamblea plenaria. El presidente de la CEPV es, de oficio, el primer vicepresidente de la AREV.

Tras más de treinta años de recorrido y de reuniones celebradas en la mayoría de las regiones para comprender mejor las particularidades y problemas acontecidos, la AREV ha aprendido a identificar los principios rectores de una política del vino en el que, sabiamente, se combinan los intereses generales del conjunto del sector (desde productor al consumidor) con las particularidades y tradiciones de cada Región.


Gracias a su doble representatividad, la AREV trabaja con todas las instituciones y organismos encargadas directa o indirectamente de la política vitivinícola europea o mundial y está involucrado en todos los asuntos relacionados con el vino.

AREV es un interlocutor privilegiado de las siguientes instituciones:

  • Comisión Europea: Agricultura, Mercado interior, Comercio, Asuntos Económicos / Eurostat, Medio Ambiente, Política Regional, Comité de Gestión del Vino, entre otros
  • Parlamento Europeo: Intergrupo de Viticultura, Comisión Agricola (COMAGRI)
  • Consejo Europeo: Comité de Medio Ambiente y Agricultura, Congreso de Autoridades Locales y Regionales
  • Comité de las Regiones: Comisión de Agricultura
  • Asamblea de Regiones Europeas (AER)
  • Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV)
  • Organización Mundial del Comercio (OMC)

La AREV participa en proyectos sobre:

  • Organización Común del Mercado del Vino (CMO-Vino)
  • Viticultura en países candidatos
  • Viticultura en áreas difíciles, en conjunto con el Centro de Investigación, Estudios y Desarrollo para la Viticultura de Montaña (CERVIM)
  • Impuestos / Impuestos especiales
  • Protección de las designaciones geográficas europeas
  • Armonización de la información en la etiquetado
  • Viticultura ecológica
  • Organismo Genéticamente Modificados
  • Informatización de los documentos de acompañamiento comerciales
  • Enoturismo, Rutas europeas del vino
  • Vino y salud
  • Academia Internacional de Sommeliers

Este artículo también está disponible en: Deutsch English Français Italiano Português